Botox – Toxina botulínica

Botox - Toxina botulínica

La toxina botulínica es una inyección cosmética que bloquea las señales nerviosas que hacen que los músculos se contraigan. Este efecto relaja y suaviza la apariencia de líneas y arrugas causadas por movimientos repetitivos en la cara, por lo general, entre las cejas, las patas de gallo alrededor de los ojos y los pliegues horizontales de la frente.

La toxina botulínica también se usa cosméticamente para equilibrar la asimetría facial y relajar las bandas apretadas del cuello, así como también para reducir la transpiración y tratar la migraña y la tensión muscular.

Candidatos para la aplicación de Botox

La aplicación de Botox es ideal para personas cuyas líneas profundas entre los ojos las hacen ver cansadas, enojadas, tristes o molestas. Además, es una muy buena opción para las personas con expresiones faciales muy marcadas, ya que generalmente tienen arrugas alrededor de los ojos y la frente.

Usted puede considerar la aplicación de  botox si considera que existe una asimetría entre sus cejas o cara que se puede corregir relajando un músculo. En algunos casos se utiliza la toxina botulínica para combatir la migraña.

Aplicación de Botox

Las inyecciones de toxina botulínica generalmente pueden completarse el mismo día de la evaluación inicial. No requieren horas para realizar o días para recuperarse. Una vez que usted y su cirujano hayan decidido un tratamiento apropiado, se preparará de inmediato la medicación para el procedimiento.

El sitio de la inyección será limpiado y generalmente no requerirá anestesia antes de la inyección. Las agujas utilizadas son muy cortas y delgadas, causando un dolor mínimo. Dependiendo de sus preocupaciones y condiciones específicas, se necesitarán varias inyecciones para lograr el resultado deseado. Es probable que ocurra un leve dolor, hinchazón de corta duración y enrojecimiento. Eventualmente se producen sangrados mínimos como resultado del procedimiento.

Una vez que se ha inyectado la toxina botulínica tomará varios días alcanzar el efecto completo. Usualmente se programa una visita de seguimiento algunas semanas o meses después de la inyección inicial.

En manos de un profesional con experiencia, como un cirujano plástico certificado, el procedimiento parecerá simple y experimentará una incomodidad mínima. La conocimiento del especialista acerca de los músculos faciales resulta ser esencial para un procedimiento seguro y exitoso.

El efecto en el control de las arrugas es variable para cada persona, principalmente según el biotipo, la técnica, la dosis y el producto. Por lo general, dura entre 4 y 6 meses. Después de este período, puede volver a aplicarse. Cuanto antes se aplica la toxina botulínica, más natural será el resultado.

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son las ventajas de utilizar Botox?

  • Se puede aplicar en cualquier momento del año.
  • No se requiere anestesia ni cicatrices para la aplicación.
  • La larga experiencia ha demostrado que la toxina botulínica es segura.
  • El tratamiento es reversible dentro de varios meses.
  • Puede ser beneficioso en el tratamiento de migrañas.
  • Los resultados son rápidos, comenzando entre el tercer y quinto día, alcanzando su mayor efecto 15 días después. Este proceso no interfiere con las actividades del paciente.
  • Elimina las arrugas en la frente y alrededor de los ojos, produciendo un ligero levantamiento de las cejas, también puede aliviar la tensión del cuello, proporcionarle al rostro un aspecto más relajado, jovial y feliz.

¿Existe algún tipo de riesgo?

Aunque todos los procedimientos tienen cierto grado de riesgo, las inyecciones de toxina botulínica tienen un riesgo relativamente bajo en manos de un experto. Los efectos secundarios más comunes son:

  • Debilidad muscular temporal.
  • Enrojecimiento, irritación e hinchazón en el sitio de la inyección.
  • En raras ocasiones, los pacientes pueden experimentar sequedad de boca, dolor de cabeza, mareos, náuseas y fiebre.
WhatsApp