Implante de Barba

El trasplante de barba es un procedimiento que se ha vuelto bastante popular con el tiempo, ya que puede hacer maravillas para aumentar el grosor del vello facial. Se trata de un procedimiento bastante sencillo que conlleva a un tiempo de inactividad mínimo.

La técnica consiste en extraer pequeños folículos capilares individuales de la parte posterior del cuero cabelludo (donde el pelo es más grueso).Posteriormente, los folículos se cortan en tiras y luego se trasplantan en la zona de la barba o las patillas. Una vez finalizado el proceso, el vello de la barba comenzará a crecer inmediatamente, y los pacientes podrán afeitarse después de solo dos semanas.

Candidato para un Implante de Barba

Los candidatos para un implante de barba y bigote son todas aquellas personas que deseen cubrir esta área del rostro debido a la ausencia de vello facial. Algunas personas presentar cicatrices en la zona del mentón y es posible realizar un implante de barba para ocultar esta área.

Cirugía de Implante de Barba

Una técnica de vanguardia

Tanto para el trasplante de barba y bigote se recomienda utiliza la técnica de extracción de unidades foliculares (FUE). Esta técnica es la más avanzada para trasplantes de cabello en todo el mundo. Un trasplante FUE debe proporcionar un vello grueso y de aspecto natural, que sea permanente, con cicatrices mínimas y un tiempo de recuperación rápido.

Procedimiento de trasplante de cabello facial

Antes de la cirugía, solo hay unas pocas preparaciones necesarias. Se le pedirá al paciente que se abstenga de tomar bebidas alcohólicas durante la semana previa y que evite tomar cualquier tipo de medicamento de venta sin receta. Algunos medicamentos pueden aumentar el riesgo de sangrado, lo que dificulta que los injertos cicatricen. Junto con los medicamentos, se le pedirá también que evite la vitamina E.

El día de la cirugía se le brindará tiempo suficiente para que el paciente pueda hacer cualquier pregunta de última hora que tenga que ver sobre el procedimiento o la recuperación. La anestesia local se administrará en el área donde se recolectarán los folículos donantes, generalmente en la parte posterior de la cabeza. Para los pacientes que son totalmente calvos, el vello en el pecho puede utilizarse como folículos donantes. Una vez que los folículos se cosechan, será necesario un tiempo para prepararlos para la implantación.

Cuando los folículos están listos comienza la parte del trasplante. El cirujano debe asegurarse de que cada folículo se coloque de forma natural, prestando atención al ángulo del crecimiento del vello, así como a la densidad general.

Después de la cirugía, es posible que sienta dolor en el área donante y en el sitio del trasplante. El paciente recibirá recetas con todos los medicamentos que necesitará mucho antes de la cirugía, así que debe asegurarse de adquirirlos al menos una semana antes. Dentro de la lista se encuentran medicamentos para el dolor, antibióticos y medicina para reducir la hinchazón.

Recomendaciones luego de un Implante de Barba

El paciente podrá regresar al trabajo al día siguiente y lucirá su nuevo vello facial de inmediato, aunque con un poco de enrojecimiento. Esto es parte del proceso de curación para que el cabello se caiga después de dos a cuatro semanas. El folículo está completamente sano y en pocos meses el cabello nuevo crecerá y se comportará exactamente igual que el resto del vello facial.

Este es un procedimiento que dura aproximadamente entre 2 a 6 horas. Por tanto, no necesita hospitalización. Se trata más bien de un procedimiento ambulatorio. Si bien el área trabajada puede permanecer sensible por unos días, todo el proceso del implante de barba es generalmente indoloro.

Preguntas frecuentes sobre Implante de Barba

¿Los resultados son permanentes?

Dado que los folículos pilosos que se trasplantan a las zonas despobladas son genéticamente resistentes a la calvicie, seguirán creciendo durante toda la vida.

¿Cuándo comenzará a crecer la barba recién trasplantada?

Normalmente toma entre tres y cinco meses después de la cirugía antes de que los folículos capilares trasplantados comiencen a crecer. La barba trasplantada crece inicialmente muy delgada y, gradualmente, crece más gruesa y llena con el tiempo. Después de un año, la barba trasplantada de un paciente estará completamente madura y continuará creciendo durante toda la vida.

WhatsApp