Labioplastia – Cirugía de Labios Genitales

La labioplastia es un procedimiento quirúrgico genital estético que reducirá el tamaño o cambiará la forma de los labios pequeños en el exterior de la vagina (los labios menores). Muchas mujeres nacen con labios grandes o irregulares. Otros desarrollan esta condición después del parto o con el envejecimiento.

La irritación labial crónica a veces puede desarrollarse en mujeres que usan ropa ajustada. El malestar puede ocurrir con el sexo, los deportes u otras actividades físicas. La cirugía de labioplastia puede mejorar enormemente la apariencia estética de la vagina exterior, dando a muchas mujeres una mayor confianza y autoestima. Las mujeres cuyos labios se irritan y duelen a menudo encuentran alivio después de la cirugía.

¿En que Consiste una Labioplastia?

La labioplastia es un tratamiento quirúrgico que se enfoca en corregir los genitales femeninos, no solamente en su apariencia, sino también su función. Por lo general, son las mujeres que pasan de los 30 años de edad quienes se someten a este tipo de intervención. Cabe señalar que uno de los motivos que encamina a este tipo de intervención se encuentran ligados al embarazo y el parto; por lo cual, esta intervención a menudo es adquirida por mujeres que han decidido no tener más embarazos.

¿Quienes pueden realizarse este Procedimiento?

No todas las mujeres que tengan los labios mayores o menores demasiado grandes son susceptibles de someterse a una labioplastia. Sin embargo, pueden someterse a esta operación aquellas personas que:

  • Sientan que los labios vaginales o la vulva se marca con determinadas prendas, como bañadores, pantalones ajustados, ropa deportiva, etc.
  • Notan dolor, irritación o incomodidad al caminar o correr debido al roce de los labios o a la hora de mantener relaciones sexuales.
  • Tienen pérdida de sensibilidad en el clítoris después de un embarazo o parto.
  • Padecen de continuas infecciones y dificultades para mantener la zona limpia debido al tamaño del prepucio del clítoris, que es excesivo y favorece la acumulación de bacterias y suciedad (sangre de la menstruación, flujo…) entre los pliegues.

Tipos de Labioplastia

tipos de labioplastiaExisten diferentes tipos de intervenciones que se llevan acabo para mejorar la zona genital femenina. En este caso, existen tres tipos de labioplastia que se encargan de aumentar o reducir los labios de la zona íntima, según sea intervenir labios mayores o menores.

  • Reducción de labios mayores: Hay ocasiones en las que los labios mayores son demasiado grandes o han perdido tonicidad y se han descolgado. Por tanto, el objetivo del médico es aspirar el exceso de grasa que hace que los labios hayan aumentado de tamaño.
  • Reducción de labios menores: Es posiblemente, la intervención de remodelado genital más habitual. Se trata de reducir el tamaño de aquellos labios menores que sobresalen en exceso. Suele corregirse también la atrofia que, en la mayoría de los casos, presentan. Puede realizarse con bisturí o con un láser quirúrgico.
  • Aumento de labios mayores: En muchas ocasiones, no se trata de reducir el tamaño sino de incrementarlo. Los rellenos inyectables como el ácido hialurónico o la grasa de la propia paciente son perfectos para conseguir aumentar su tamaño y volumen.

¿Cuáles son sus Beneficios?

  • Mejora las relaciones sexuales. El sexo es uno de los ámbitos de la vida a los que más afectan los problemas vaginales. En los casos de hipertrofia vaginal las relaciones sexuales resultan dolorosas debido a que el exceso de piel de los labios menores tiende a introducirse en la vagina durante la penetración.
  • Mejora la autoestima. El hecho de tener unos labios vaginales excesivamente grandes o flácidos puede disminuir la autoestima de las mujeres provocando una falta de confianza y seguridad en sí mismas.
  • Facilita la higiene. Unos labios menores muy prominentes que “cuelguen” dificultan la higiene en la zona, sobre todo durante la menstruación. Además se tiende a sufrir irritación debido a que la transpiración es muy difícil.
  • Soluciona los problemas con la ropa. La labioplastia permite el uso de ropa más ajustada sin producir roces continuos. Esto reduce el riesgo de foliculitis y otras enfermedades como candidiasis. Además, desaparecen las molestias al caminar ocasionadas principalmente por el roce de los labios menores con la ropa.
  • Mejora la práctica de deporte. Tener unos labios menores muy grandes también puede afectar a la hora de hacer ejercicio puesto que el movimiento es más intenso y el roce de la ropa también lo cual suele derivar en irritación.
  • No afecta a futuros embarazos. La labioplastia de reducción de labios menores es totalmente compatible con embarazos ya que se trata de extirpar la piel sobrante de los labios, pero esto no afecta al funcionamiento de la vagina. Puede que tras un parto los labios se queden más flácidos, pero nunca presentarán la flacidez anterior.

Procedimiento de una Labioplastia

Se trata de un proceso ambulatorio muy sencillo de llevar a cabo, solo se emplea anestesia local. La operación puede llegar a durar hasta dos horas, en función de la modificación estética que se vaya a llevar a cabo. La paciente se va a casa una vez finalizada la intervención y poco a poco puede ir recuperando sus actividades rutinarias.

Lo que se hace es eliminar el exceso de piel en los labios menores, corrigiendo las asimetrías que puedan existir. La sutura se hace con hilo reabsorbible, que se desprende en un plazo de dos a tres semanas.

Dado que el tejido de los labios menores es mucoso, pasadas unas semanas desde la operación no queda ni rastro de que se haya llevado a cabo una intervención quirúrgica en esta zona. La cicatriz llega a desaparecer completamente con el paso del tiempo.

A pesar de ser una operación sencilla existen ciertos riesgos que son comunes en prácticamente todas las intervenciones quirúrgicas, como complicaciones debido a sangrados, infecciones y problemas de cicatrización.

Recomendaciones luego de la Cirugía

Los primeros días de postoperatorio, podría notar algunas molestias debido a la inflamación que ha quedado en la zona, es normal, al igual que los pequeños hematomas. Respecto a los puntos, no hay que preocuparse porque la labioplastia se realiza con una sutura en la mucosa vaginal con hilo reabsorvible, por lo que dichos puntos de deshacen solos. Se recomienda permanecer en reposo entre 24 y 48 horas después de la operación, pero no hace falta que esté ingresada en el hospital más de unas pocas horas.

  • Guardar descanso absoluto por al menos tres semanas.
  • Evitar hacer esfuerzo físico (correr, natación, tenis, etc).
  • Evitar consumir alcohol y ciertos medicamentos. No fumar tabaco (no ayuda a cicatrizar las heridas).
  • Evitar exponerse a los rayos solares.
  • Se recomienda tener relaciones sexuales después de 3 o 4 semanas, después de la cirugía.

Preguntas Frecuentes

preguntas frecuentes labioplastia

¿Perderé la Sensibilidad?

No. Debes saber que la sensibilidad la proporciona un nervio que se divide en tres: perineal, hemorroidal inferior y dorsal del clítoris. Estos nervios no se dañan en la cirugía y la sensibilidad genital está en el clítoris, pero no en los labios menores que es lo que se toca.

La sensibilidad en todo caso estará alterada temporalmente debido a la inflamación secundaria por la cirugía pero al cabo de 1-2 semanas se recupera totalmente.

¿Es dolorosa esta operación?

No es una intervención dolorosa, y además las molestias posteriores son muy leves, se suelen aliviar con analgésicos y antinflamatorios de forma sencilla, sí es normal que haya algo de inflamación o incluso que en las horas posteriores pueda sangrar la zona ligeramente, pero entra dentro de la respuesta lógica del organismo.

¿Cuál es el nivel de satisfacción tras una cirugía íntima?

Se recomienda tener relaciones sexuales después de 3 o 4 semanas de realizada la labioplastia. El endurecimiento de la cicatriz, luego de las primeras semanas, puede producir dolores al momento de la penetración. Esto, también depende de la evolución del paciente y de los cuidados postoperatorios.

¿Cuáles son los riesgos o complicaciones con esta cirugía?

Como toda cirugía, la cirugía de labioplastia puede tener riesgos y(o complicaciones, aunque no son muy comunes. Entre ellos podemos encontrar:

  • Sangrado
  • Infección
  • Rastro en el tejido
  • Pérdida o reducción de sensibilidad en el órgano sexual
  • Coágulos de sangre en las venas
  • Reacciones alérgicas anestésicas

Aunque estos casos son raros, siempre es importante que se realice este y cualquier procedimiento quirúrgico con un cirujano plástico certificado y cumpla con todas las normativas de la ley.


A través de profesionales de primer nivel, la prestigiosa Clínica Saint Paul brinda ofrece el servicio Cirugía Estética, con los más altos estándares de calidad del mercado.

El reconocido cirujano plástico, Edwin Vásquez, es miembro de la Sociedad Americana de Cirugía Plástica Estética (ASAPS), la cuales reconocida como la organización profesional líder a nivel mundial de cirujanos plásticos certificados por la junta que se dedican exclusivamente a perfeccionar los procedimientos estéticos de la cara, la nariz, el cuerpo y los senos.

Los miembros activos de ASAPS están certificados por la Junta Estadounidense de Cirugía Plástica (EE. UU.) O por el Real Colegio de Médicos y Cirujanos de Canadá .

Por otro lado es Fellow del Colegio Americano de Cirujanos (ACS)Los miembros de la ACS se conocen como “Fellows“. Las letras FACS (Compañero, Colegio Estadounidense de Cirujanos) después del nombre de un cirujano significan que la educación y capacitación del cirujano, las calificaciones profesionales; la competencia quirúrgica y la conducta ética han superado una evaluación rigurosa y se ha demostrado que son consistentes con los altos estándares establecidos.

WhatsApp