Cirugía Íntima: Himenoplastia o Restauración del Himen

No más tabúes

174

La Himenoplastía es un procedimiento que consiste en restaurar el himen, un tejido fibroso y elástico que se encuentra a la entrada de la vagina. Éste se repara uniendo las partes desgarradas tras la primera relación sexual, devolviéndole la confianza.

Para algunas religiones o grupos sociales, es de suma importancia la virginidad en la mujer antes del matrimonio. Con los avances en medicina y tecnología, recuperar las condiciones físicas de la virginidad ya no es un sueño, es una realidad.

Otra de las ventajas de esta cirugía es que tras realizada, las paredes vaginales se estrechan, provocando un alto nivel de satisfacción sexual.

¿Qué es el Himen?

El himen es una membrana situada en la entrada de la vagina; tiene uno o varios orificios de abertura por donde deja pasar el flujo vaginal y la menstruación. Su función principal es la de proteger la vagina de la entrada de posibles agentes infecciosos; y suciedad cuando la mujer todavía no tiene la flora vaginal que proteje la vagina.

Casi todas las mujeres nacen con himen, aunque algunas mujeres nacen sin él; y a otras muchas se les rompe antes de llegar la menstruación. El himen es muy frágil y puede romperse practicando algún deporte como gimnasia o montando en bicicleta, también puede romperse poniéndose un tampón o incluso de forma espontánea.

Existen los hímenes resistentes y los que son más flexibles; algunos se rompen con mayor dificultad y que pueden aguantar varias relaciones sexuales con penetración.

¿Quienes pueden ser Candidatas a una Reconstrucción de Himen?

Las mujeres mayores de edad que gocen de un buen estado de salud física y psicológica pueden someterse a una cirugía de himenoplastia. Entre las candidatas ideales podemos encontrar a:

  • Mujeres que por su cultura o por su religión quieran reparar el himen roto.
  • Aquellas que hayan sufrido rotura del himen por algún traumatismo en la zona o por practicar deportes como montar en bici o montar a caballo.
  • Las que han nacido sin himen o lo han perdido demasiado pronto y sin darse cuenta.
  • Mujeres que quieren volver a sentir que pierden la virginidad con la pareja que eligen.
  • Las que han sufrido alguna experiencia traumática durante su juventud (un abuso o violación) y que desean olvidar esta experiencia.

Procedimiento de una Himenoplastia

Existen varias técnicas para la reconstrucción del himen, sin embargo, la más sencilla es aquella en la que simplemente se unen los restos que puedan quedar de himen aplicando anestesia local; pero se debe realizar poco tiempo antes de que se vayan a mantener relaciones sexuales, por la debilidad de la reconstrucción. Es por esto que para su idoneidad se debe hacer entre tres días y una semana antes de la boda.

Otra medida temporal es una sustancia llamada “Alloplant”; un material biológico desgarrable que se implanta en la entrada de la vagina de manera que imite al himen virginal. También debe llevarse a cabo poco antes del primer coito oficial, que normalmente suele ser la noche de bodas.

Una intervención más seria sería la cirugía plástica vaginal; en la que se hace una incisión a ambos lados del epitelio vaginal (la mucosa que recubre las paredes vaginales) y se unen entre sí. Al contrario que las otras dos técnicas, en este caso se debe esperar un tiempo antes de tener relaciones sexuales; ya que hay que dar tiempo a que la herida se recupere.

Postoperatorio de una Himenoplastia

Tras una operación de ese tipo se aconseja guardar reposo durante dos días; aunque la paciente podrá caminar y sentarse sin problema. De igual forma, es completamente normal que en los días siguientes la zona tratada esté inflamada, e incluso que haya pequeños sangrados.

Los puntos y suturas que se hacen son reabsorbibles; por lo que si alguno de ellos se salta no habrá mayor problema. No obstante, se recomienda extremar las precauciones a la hora de lavar la zona íntima; para que no se salten los puntos.

En las semanas posteriores a la intervención la paciente debe abstenerse de practicar deporte o relaciones sexuales, también para evitar que los puntos se puedan saltar.

Al ser una intervención tan sencilla, no es necesario cuidar excesivamente la zona, ni tomar demasiadas precauciones. Pero es importante seguir las indicaciones dadas por el especialista para evitar que se puedan producir daños o que pueda aparecer alguna infección.


A través de profesionales de primer nivel, la prestigiosa Clínica Saint Paul brinda ofrece el servicio Cirugía Estética, con los más altos estándares de calidad del mercado.

El reconocido cirujano plástico, Edwin Vásquez, es miembro de la Sociedad Americana de Cirugía Plástica Estética (ASAPS), la cuales reconocida como la organización profesional líder a nivel mundial de cirujanos plásticos certificados; por la junta que se dedican exclusivamente a perfeccionar los procedimientos estéticos de la cara, la nariz, el cuerpo y los senos.

Los miembros activos de ASAPS están certificados por la Junta Estadounidense de Cirugía Plástica (EE. UU.) O por el Real Colegio de Médicos y Cirujanos de Canadá .

Por otro lado es Fellow del Colegio Americano de Cirujanos (ACS)Los miembros de la ACS se conocen como “Fellows“. Las letras FACS (Compañero, Colegio Estadounidense de Cirujanos); después del nombre de un cirujano significan que la educación y capacitación del cirujano, las calificaciones profesionales; la competencia quirúrgica y la conducta ética han superado una evaluación rigurosa y se ha demostrado que son consistentes con los altos estándares establecidos.

Quizás también te interese