Implante de Cabello

La pérdida de cabello o alopecia es un problema común que afecta tanto a hombres como a mujeres y puede ser causado por el estrés, las enfermedades, algunos tratamientos médicos y genes. Si bien algunos de estos factores son temporales o pueden revertirse, muchos sufren pérdida permanente de cabello que puede generar problemas de auto-confianza. La cirugía de trasplante de cabello puede ayudar a los hombres y mujeres que sufren de calvicie o adelgazamiento del cabello.

Implante de Cabello antes y despuésCandidato ideal para un Implante de Cabello

Hay algunas consideraciones que deben cumplirse antes de que un paciente sea elegible para este procedimiento quirúrgico. Además del historial del paciente, es extremadamente importante que tenga suficiente pelo en las áreas donantes del cuero cabelludo (la nuca y los lados) para extraerlas y luego implantarlas en las áreas calvas, que generalmente se encuentran en la parte delantera de la cabeza, cerca de la frente.

Cirugía de Trasplante o Implante Capilar

Se trata de una alternativa radical que se basa en la redistribución del cabello, tomando una muestra de la parte posterior o cerca de la nuca (área donante) para dividirla en microinjertos y mineretes de folículos capilares y trasplantar en el área frontal o calva. Los injertos se realizan meticulosamente en el área que presenta calvicie o reducción de la densidad capilar (zona de recepción). Dependiendo del grado de calvicie, el tratamiento puede tomar entre una y tres intervenciones para lograr la densidad deseada.

Después de 24 horas de la intervención se forman pequeñas costras en cada injerto, que se liberarán naturalmente después de siete a diez días. Por lo general, el cabello injertado comienza a crecer de nuevo entre 6 y 12 semanas después de la intervención y continuará creciendo durante toda la vida.

La cirugía de trasplante de cabello usualmente dura entre 3 y 6 horas. Se realiza con anestesia local y/o sedación, ya que se trata de un procedimiento ambulatorio. Al final de la operación, se coloca un vendaje tipo turbante para mantener los injertos firmes y seguros durante la noche y para retirarlos al día siguiente. El sitio donante se cierra con suturas que se eliminan entre 10 y 15 después. La recuperación es rápida y fácil de tolerar con medicamentos orales. El paciente no necesita descansar en la cama. Pero tiene limitaciones en las primeras semanas para hacer deportes o actividades físicas intensas.

Técnicas y Procedimientos para el Implante Capilar

Debido a la demanda de trasplantes de cabello en el mundo, el avance tecnológico se ha orientado a hacer de esta cirugía un procedimiento más eficaz y con menos dolor para los pacientes. Es muy importante enfatizar que el uso de una técnica sobre otra no es una decisión aleatoria. Se basa principalmente en el análisis realizado por el cirujano y las expectativas del paciente. Las dos técnicas más reconocidas y efectivas son:

Trasplante de unidades foliculares (FUT)

Esta técnica de trasplante de cabello es la más utilizada. En este procedimiento, el paciente está parcialmente sedado y/o se adormece el cuero cabelludo con anestesia local, luego el cirujano procede a extraer una tira de tejido del sitio donante (área con pelo).

Una vez retirado, el tejido se corta para separar las unidades foliculares. Un equipo especializado es responsable de dividir los injertos con la ayuda de microscopios. Es importante destacar la importancia de dividir estos injertos, ya que de la calidad de éstos depende que se corten de manera precisa, sin dañar los folículos y que en el momento de la implantación se adhieran efectivamente.

Después de cortar los injertos, estos folículos se implantan en el área calva a través de pequeñas incisiones. Por lo tanto, la técnica FUT es un procedimiento muy delicado que requiere de tiempo y mucha precisión.

Extracción de unidades foliculares (FUE)

Es un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo para extraer los folículos pilosos de los sitios donantes. El cirujano hace pequeñas incisiones circulares alrededor de cada folículo.

Estas incisiones son tan pequeñas como la punta de un lápiz; por lo tanto, la curación en FUE es rápida.

Una vez hechas las incisiones, las unidades foliculares se eliminan del cuero cabelludo una por una. La cantidad de unidades obtenidas puede variar según cómo se encuentren los injertos.

FUE es un procedimiento largo y complejo que puede tardar unas horas o incluso días en completarse. Debido a que las incisiones son muy pequeñas, requiere mucha destreza y trabajo constante, debe ser realizado por un cirujano altamente calificado.

antes y después implante capilar

El último paso en el tratamiento FUE es la colocación de injertos foliculares en el cuero cabelludo. Como cada unidad folicular se coloca individualmente, esta fase ocupa tanto tiempo como la fase de extracción.

FUE también se puede aplicar a las partes del cuerpo si el cuero cabelludo no tiene áreas en condiciones óptimas para injertarse. El cabello de la barba, el pecho o incluso las piernas se puede quitar para compensar la pérdida de cabello en la cabeza. Sin embargo, la extracción folicular en el cuerpo es un procedimiento exclusivo que requiere un tratamiento especial para evitar un conjunto de complicaciones.

FUE es un procedimiento ideal para aquellos pacientes que han tenido múltiples cirugías de trasplante de cabello antes. Depende también de la textura y la tensión del cuero cabelludo: si el cuero cabelludo es duro y tenso, FUE es una mejor alternativa que FUT.

La técnica FUE se puede realizar con muchas herramientas diferentes para extraer los folículos. El sistema utilizado para obtener los injertos FUE no afecta el resultado, siempre y cuando el cirujano sea un experto.

Diferencia entre FUT y FUE

Cabe mencionar que estas dos técnicas reconocidas varían solo en la forma de extracción de los injertos, ya que los implantes son bastante similares.

Método de tratamiento

La diferencia principal entre FUE y FUT está en la forma en que se realizan ambos procedimientos. Mientras está en FUT, el cirujano hace una incisión larga para extraer una tira de cuero cabelludo, en la técnica FUE en lugar de una incisión larga, se hacen muchos agujeros pequeños para eliminar los folículos.

Sin embargo, en ambos procedimientos, los injertos se colocan uno por uno en el cuero cabelludo del área receptora.

Además, como regla general, los cirujanos prefieren principalmente utilizar FUT para trasplantes mucho más grandes, con más de 3.500 injertos. Por su parte, la técnica FUE es una opción preferible para pequeñas cantidades de injerto.

Tiempo de intervención

Aunque ambos procedimientos son largos, la técnica FUE requiere más tiempo y esfuerzo, debido a la necesidad de hacer miles de incisiones en contraste con la técnica FUT.

Muchas especialistas consideran que la técnica FUE es mínimamente invasiva, incluso algunas la consideran no quirúrgica. Sin embargo, es un procedimiento igual o incluso más complejo que el FUT. Varios estudios han demostrado que los injertos extraídos con FUE son mucho más sensibles, ya que la técnica de extracción deja mucho menos tejido protector alrededor de los folículos capilares. Esto se refleja en una menor tasa de supervivencia en comparación con FUT. Por otro lado, una ventaja de la técnica FUE es que deja pocas cicatrices visibles.

Tiempo de curación

Sin duda, el tiempo de curación es más corto con la técnica FUE, porque las incisiones pequeñas se curan fácilmente en 5 a 7 días. Sin embargo, lleva más tiempo que una cicatriz larga y delgada se cure por completo.

Preguntas frecuentes sobre Implante Capilar

¿Los resultados son permanentes?

Dado que los folículos pilosos que se trasplantan a las zonas despobladas son genéticamente resistentes a la calvicie, seguirán creciendo durante toda la vida.

¿Cuándo comenzará a crecer mi cabello recién trasplantado?

Normalmente toma entre tres y cinco meses después de la cirugía antes de que los folículos capilares trasplantados comiencen a crecer. El cabello trasplantado crece inicialmente muy delgado y, gradualmente, crece más grueso y lleno con el tiempo. Después de un año, el cabello trasplantado de un paciente estará completamente maduro y continuará creciendo durante toda la vida.