Làser CO2 Fraccionado: Desaparece ojeras definidas en mujeres

93

¡Todas (sin distinción) las padecen, incluso en los dibujos animados!

Observada a primera vista, las ojeras, un problema (de bolsas), se muestra expuesta – de modo terrible – en el rostro de una mujer, distorsionando su estética facial e incluso dando la sugerencia que ellas tienen más años de lo normal. No perdonan a las superestrellas de Hollywood, a las mujeres más poderosas del mundo, ni a otras.

Estas bolas, que aparecen debajo de los ojos, son consecuencia de la grasa de los parpados inferiores que se muestra marcada a través de una delgada piel y, como es natural, con el paso de los años, los tejidos que la soportan van cediendo; hasta originar esas molestas ojeras. Sus apariciones son aceleradas por una mala alimentación; el excesivo  consumo de cigarrillo y de alcohol; y falta de sueños.

Los casos más conocidos (en mujeres) de este problema (de bolsos) se observan:

  • En cine.  Detodas ellas, las ojeras se muestran – de modo reiterativo – en  la actriz estadounidense, Angelina Jolie;  su colega y una de los Ángeles de Charlie, Drew Barrymore, la actriz española y pareja de Javier Bardem, Penélope Cruz;  la modelo de ascendencia mexicana, Eva Longoria; y otras.
  • En música. La cantante estadounidense, Christina Aguilera;  su colega afroamericana, Rihanna; la también actriz mexicana de la telenovela “Rebelde”, Anahí Puente; entre otras.
  • En política. La presidenta Argentina, Cristina Fernández de Kirchner; de Brasil, Dilma Rousseff; de Costa Rica, Laura Chinchilla; de Chile, Michelle Bachelet; y otras. También, no se puede dejar de mencionar a la Primera Dama de EE.UU., Michelle Obama.

Làser CO2 Fraccionado en Clinica Saint Paul

Sin duda, la única forma de reducir las ojeras de su rostro es sometiéndose a un tratamiento de Láser CO2 Fraccionado, una máquina de última generación, que permite eliminar con precisión las capas de piel dañada y envejecida. Este servicio lo encuentra en la prestigiosa Clínica Saint Paul. ¡Ven y borra ese terrible problema (de bolsas)!

Quizás también te interese