Cirugia Intima: Lipoplastia Vulvar o del Monte de Venus

32

Muchas mujeres acumulan tejido adiposo en el pubis, provocando un antiestético abultamiento en esa zona; consecuencia de los embarazos, los cambios bruscos de peso, cesáreas o también por culpa de la genética. Cuando esta prominencia obedece exclusivamente a un exceso de tejido adiposo; la solución es la lipoplasia vulvar o liposucción del monte de venus.

Este procedimiento, está destinado a eliminar la acumulación excesiva de grasa en la zona genital y que no desaparece con dieta. El aspecto desproporcionado de la zona puede resultar incómodo para la mujer a nivel estético por lo que esta técnica quirúrgica constituye una solución eficaz para resolver esta situación.

¿Por qué se Acumula la Grasa en esa Área?

Los cambios hormonales que atraviesa una mujer producen alteraciones en el colágeno y tejido de sostén. Así como es notorio el cambio en la estructura del rostro y el cuerpo; sucede lo mismo en los labios vaginales y en el Monte de Venus. Los labios menores se estiran y agrandan, y los labios mayores pierden su volumen y relleno, modificando su turgencia y forma.

En el Monte de Venus se concentra mayor cantidad de grasa; produciendo un “bulto” que molesta a muchas mujeres al usar ropa ajustada (calza, bikini o pantalón ajustado) así como al realizar una actividad deportiva o al tener un encuentro sexual.

Uno de los cambios hormonales por excelencia es el embarazo, período donde se produce una redistribución de la grasa corporal en diferentes zonas, lo que genera adiposidades localizadas. Un lugar frecuente de acumulación es el Monte de Venus.

Procedimiento de una lipoplastia Vulvar

El procedimiento para corregir este aumento de volumen consiste en realizar una pequeña incisión justo en la zona pubiana, por donde se introduce una luz láser y, una cánula finísima para eliminar el exceso de grasa. Dado que la cánula que se introduce es muy fina, la incisión es mínima la cual desaparecerá tan pronto baje la inflamación de la zona de manera que la cicatriz será prácticamente imperceptible al paso del tiempo y, quedará escondida con el vello.

La novedad de ésta técnica radica; en la característica que en el momento que se realiza la emulsificacion de la grasa pubiana; simultáneamente se está tratando la zona con láser. El láser tiene la característica de retraer la epidermis, estimular el colágeno subcutáneo y, coagular los vasos sanguíneos que pudieran sangrar durante el procedimiento.

El procedimiento asistido por Láser se lleva a cabo de manera ambulatoria y, suele realizarse con anestesia local o sedación. La duración suele ser corta, puede oscilar entre 30 minutos y 1 hora; el tiempo es variable dependiendo del exceso de grasa a tratar.

Recomendaciones Postoperatorias

Tras la reducción del monte de Venus, la paciente puede volver a su domicilio y deberá guardar reposo durante 24 horas, durante las cuales podrá realizar pequeñas actividades como caminar; posteriormente podrá retomar sus actividades habituales de manera natural y progresiva. A las 6 semanas toda zona tratada estará desinflamada y con el aspecto definitivo.

Así mismo, es necesario seguir otras recomendaciones postoperatorias como son:

  • No quitar vendaje ni manipular la zona tratada.
  • Llevar la faja durante al menos 4 semanas.
  • No ducharse ni bañarse hasta que tenga la primera cita con el doctor.
  • Evitar tomar el sol.
  • No meterse en piscinas ni en saunas.
  • Realizarse las curas después de cada ducha o si el apósito está mojado.
  • Evitar movimientos buscos y golpes en la zona tratada
  • Tomar la medicación según pauta médica

Con el procedimiento de reducción del monte de Venus se consigue armonizar las dimensiones del pubis con respecto al resto de los genitales, logrando de esta forma un aspecto totalmente rejuvenecido.


A través de profesionales de primer nivel, la prestigiosa Clínica Saint Paul brinda ofrece el servicio Cirugía Estética, con los más altos estándares de calidad del mercado.

El reconocido cirujano plástico, Edwin Vásquez, es miembro de la Sociedad Americana de Cirugía Plástica Estética (ASAPS), la cuales reconocida como la organización profesional líder a nivel mundial de cirujanos plásticos certificados por la junta; que se dedican exclusivamente a perfeccionar los procedimientos estéticos de la cara, la nariz, el cuerpo y los senos.

Los miembros activos de ASAPS están certificados por la Junta Estadounidense de Cirugía Plástica (EE. UU.) O por el Real Colegio de Médicos y Cirujanos de Canadá .

Por otro lado es Fellow del Colegio Americano de Cirujanos (ACS)Los miembros de la ACS se conocen como “Fellows“. Las letras FACS (Compañero, Colegio Estadounidense de Cirujanos) después del nombre de un cirujano significan que la educación y capacitación del cirujano; las calificaciones profesionales; la competencia quirúrgica y la conducta ética han superado una evaluación rigurosa y se ha demostrado que son consistentes con los altos estándares establecidos.

Quizás también te interese