Liposucción y Lipoescultura: ¿Cuál es Mejor para Ti?

152

En la cirugía estética, existen varios procedimientos que sirven sirven para moldear nuestro cuerpo y tener una figura mucho más atractiva, sin embargo, hay dos que siempre han generado confusión: liposucción y lipoescultura.

Debido a que ambos procedimientos son semejantes en nombres y parte del procedimiento; es normal que sus nombres, se utilicen indistintamente. Pero ¿Cuáles son las diferencias entre liposucción y lipoescultura? Que sean parecidas, no significa que sean iguales; ambas tienen objetivos diferentes. Cada una se realiza en un contexto concreto; respondiendo a las necesidades de las personas que van a someterse a tal intervención.

¡Sigue leyendo, para que conozcas las diferencias entre cada una y elijas que te conviene más entre la liposucción y lipoescultura!

¿Qué es la Liposucción?

La liposucción consiste en la extracción del exceso de grasa corporal o tejido adiposo no deseados de las áreas superficiales del cuerpo mediante succión. Este popular tipo de intervención estética elimina los depósitos indeseables de grasa de las siguientes zonas del cuerpo: mentón, cuello, mejillas, parte superior de los brazos, parte superior de las mamas, abdomen, glúteos, caderas, muslos, rodillas, pantorrillas y tobillos.

Esta operación no debe concebirse como una solución a la obesidad; ni como un sustitutivo a la dieta y el ejercicio. Los mejores candidatos para esta intervención son personas con peso relativamente normal pero que tienen cúmulos de exceso de grasa en áreas específicas.

El objetivo de la liposucción es dar un nuevo contorno al cuerpo con la mínima cicatrización. Los resultados serán permanentes siempre que la persona lleve a cabo una vida sana; coma con moderación y haga ejercicio regularmente. Lo más normal es que si el paciente aumenta de peso tras la operación, éste se distribuya de forma más uniforme.

Es importante saber que esta cirugía NO mejorará la celulitis, la apariencia con hoyuelos y desigual de la piel en caderas, muslos y glúteos.

¿Cómo se Realiza el Procedimiento?

La intervención es muy sencilla; consiste en extraer la grasa de la zona a tratar haciendo unas pequeñas incisiones en la piel mediante unas finas cánulas conectadas a un dispositivo estéril de aspiración.

Antes de entrar al quirófano, se realizará un marcaje preoperatorio sobre la piel para que el cirujano tenga una referencia de las zonas donde realizará la liposucción. La intervención se realizará bajo anestesia local o general y sedación; según la cantidad de grasa que se va a eliminar y el estado de salud del paciente. Incluso puede hacerse, según el caso, mediante anestesia epidural. En todo el procedimiento el paciente no se enterará de nada.

El cirujano realiza pequeñas incisiones de unos 0,3-0,4 cm aproximadamente; en lugares estratégicos para que apenas se noten. A través de estas incisiones se introducen unas pequeñas cánulas de acero inoxidable; conectadas a una bomba de succión. Al finalizar la aspiración de la grasa, se cierra la incisión con suturas intradérmicas, que se retiran al cabo de 7 días.

Técnicas Utilizadas

La liposucción, es la cirugia encargada de extraer y eliminar la grasa acumulada de varias zonas del cuerpo. Al momento de la consulta, el cirujano determinará con que técnica proceder para realizar la cirugia. Existen varias técnicas para realizar la liposucción, entre ellas podemos encontrar:

  • Liposucción tumescente: El tipo más común de liposucción cuya intervención es de las más duraderas. Consiste en inyectar solución medicada, de un volumen hasta 3 veces mayor que el volumen de grasa a extraer, que anestesia la zona y ayuda a eliminar con mayor facilidad la grasa.
  • Técnica superhúmeda: Se distingue de la liposucción tumescente en que se utiliza la misma cantidad de líquido que la grasa que se va a extraer, la operación es más corta y a veces es necesario realizar anestesia general al paciente.
  • Liposucción asistida por ultrasonido (LAU): Técnica que se empezó a practicar en Estados Unidos en 1996. Se utilizan vibraciones ultrasónicas para licuar las células adiposas y una vez licuadas se aspiran. Esta técnica puede realizarse de forma externa o interna y muchas veces se combina con la técnica tumescente. En general la operación es más duradera que si se utiliza la técnica superhúmeda.

¿Qué es la Lipoescultura?

La lipoescultura es una forma avanzada o mejorada de la liposucción. Esta técnica es utilizada para moldear el cuerpo; a diferencia de la liposucción convencional; la lipoescultura utiliza la grasa removida para mejorar la prominencia y definición de algunas áreas del cuerpo como los glúteos o las piernas.

Debido a que usualmente el procedimiento es realizado bajo anestesia local el paciente no sufre tanta inflamación ni de las hemorragias asociadas a otras técnicas de liposucción. Usualmente una solución anestésica es inyectada en el área que se va a tratar; esto para contraer las arterias y los vasos sanguíneos y así reducir el posible sangrado y la hinchazón. La lipoescultura es comúnmente realizada en el área del abdomen, muslos, espalda y brazos.

¿Cómo se Realiza el Procedimiento?

La lipoescultura se realiza con anestesia local y, si usted lo desea, se combina con sedación. A través de una incisión de unos 3 mm de longitud se inyecta el líquido estíptico y anestésico. La grasa se hincha y las células de grasa son más solubles. A continuación, el tejido graso subcutáneo se extrae de forma constante a través de agujas muy finas. Se elimina la grasa que se encuentra dentro de las marcas que ha dibujado el médico antes de la intervención.

Este procedimiento puede hacerse para reubicar la grasa de muslos, abdomen o brazos en lugares como glúteos o senos para dar más volumen.

Técnicas Utilizadas

En líneas generales, la lipoescultura se puede clasificar en dos grandes grupos: la lipoescultura invasiva y la no invasiva.

  • Lipoescultura Invasiva: Es similar a la liposucción ya que requiere de una intervención quirúrgica. Requiere entrar a quirofano, realizarse los análisis médicos preoperatorios, la anestesia, y un post-operatorio. Es indispensable acudir a médicos especialistas reconocidas y clínicas de estética que tengan todos los permisos necesarios para realizar las intervenciones.
  • Lipoescultura NO Invasiva: Se trata de una combinación de una serie de tratamientos no-quirúrgicos como; la ultracavitación o la radiofrecuencia, ambas tienen el mismo propósito de lipoescultura tradicional pero te evitas los nervios del quirófano; el bisturí y la anestesia. Sin embargo, al ser un procedimiento estético NO verás resultados a la primera, como en la lipoescultura invasiva; sino que, debes mantener una constancia en las sesiones y combinarlo con una alimentación sana y ejercicio.

Liposucción y Lipoescultura: ¿Cuál te Beneficia Más?

Ya hablamos un poco acerca de lo que es la liposucción y la lipoescultura, y como se realiza cada una. Ahora bien, ¿de verdad existe una diferencia entre ambas? ¿Cuál te beneficia más?

Si, existe una GRAN diferencia entre ambos procedimientos, esta es: la grasa. Si, así como lo lees, la grasa (o el uso de la misma) es lo que diferencia a la liposucción y lipoescultura.

Aunque ambas técnicas se dedican a retirar la grasa acumulada del cuerpo mediante finas cánulas de aspiración; en el caso de la liposucción esta grasa se desecha por completo, mientras que en el caso de la lipoescultura; parte de esa grasa se reutiliza para dar forma al cuerpo de la persona que se somete a la intervención.

Ahora bien, ¿Qué quiere decir esto? Que el fin de la liposucción es eliminar la grasa sobrante de tu cuerpo, mientras que la lipoescultura, además de eliminar esa grasa; utiliza parte de ella para moldear zonas de tu cuerpo como: glúteos, caderas, muslos y senos.

Otra de las diferencia entre liposucción y lipoescultura es la técnica empleada; ya que en la liposucción solo se elimina la grasa se pueden utilizar varias técnicas para ello; mientras que en la lipoescultura se utiliza una cánulas y técnica especial, para que la grasa sobreviva y pueda ser reutilizada.

Como puedes ver, las diferencias entre liposucción y lipoescultura son varias, y conviene tenerlas claras para que recibamos la intervención que mejor se ajusta a nuestras necesidades y obtener así la apariencia física más óptima. No obstante, lo ideal es dejarse aconsejar por el cirujano plástico. 

 

 

 

Quizás también te interese
WhatsApp