Mini Abdominoplastia: ¡Elimina para SIEMPRE los rollitos!

56

Al igual que los otros tejidos de nuestro cuerpo, el área abdominal refleja muchas de las transiciones naturales del tiempo. La gravedad, la herencia, la enfermedad, el peso fluctuante, el embarazo, la dieta y los niveles de actividad afectan el tono muscular y la acumulación de grasa en nuestro abdomen. Puedes ser una persona activa, que realices una rutina de dieta y ejercicios diariamente; y aún así, es posible que te encuentres estancada con uno o dos rollitos que no quieren desaparecer.  Para estos caso, la mini abdominoplastia es justo lo que necesitas.

¿Qué es una Mini Abdominoplastia?

La mini-abdominoplastia, es un procedimiento quirúrgico, diseñado para apretar y aplanar la parte inferior del abdomen, creando un contorno estéticamente agradable. Como una abdominoplastia modificada, la Mini abdominoplastia solo aborda el tejido laxo y estirado debajo del ombligo. Mientras que la abdominoplastia más tradicional puede tratar la grasa y la piel no deseada a lo largo del estómago.

Este procedimiento utiliza una incisión más larga, que va desde la cadera hasta la cadera. La mini abdominoplastia requiere solo una incisión corta, similar a la de una cesárea; colocada inmediatamente por encima de la línea púbica. El procedimiento puede restaurar un abdomen contorneado con solo una pequeña cicatriz; que se oculta fácilmente debajo de la ropa.

Beneficios de una Mini Abdominoplastia

  • Se consigue estirar la zona baja del abdomen mediante la tensión de los músculos.
  • No requiere hospitalización.
  • La recuperación no se prolonga más allá de las dos semanas.
  • Al tratarse un área más pequeña que en la abdominoplastia, no es necesario realizar una reconstrucción del ombligo.

¿Quién es un Buen Candidato?

Esta cirugía se suele recomendar para las mujeres que han dado a luz, puesto que son las que más acusan la caída de la piel en la zona del abdomen. Al realizarse la incisión en la zona púbica; esto permite que la flacidez que se produce precisamente en este área tras el parto desaparezca por completo.

Por otro lado, este tratamiento está indicado para aquellas personas que han sufrido variaciones de peso; y que por lo tanto han experimentado cambios en su piel, lo que ha producido un descolgamiento de la misma. Mediante la mini abdominoplastia se puede retocar el músculo abdominal para que recupere la fuerza para sostener este piel sobrante.

Procedimiento de una Mini-abdominoplastia

Una mini abdominoplastia se puede realizar bajo sedación o anestesia general. Durante su procedimiento abdominal, el Dr. colocará una pequeña incisión horizontal en el área púbica. Por lo general, se encuentra justo encima de la línea del vello púbico, donde se puede ocultar fácilmente con su traje de baño o ropa interior.

La Mini abdominoplastia comenzará con una incisión corta, justo en o por encima del hueso público (similar a la de una cesárea). Desde aquí, el médico extirpará el tejido graso antiestético y la piel laxa. Luego, el médico apretará los músculos abdominales, tensará el estómago y colocará suturas solubles para una curación adecuada. El procedimiento también puede realizarse junto con otros procedimientos, como el aumento de senos o la liposucción.

Recomendaciones Post-Operatorias

Luego de la intervención, es muy común que el paciente durante unos días se sienta cansado, con inflamación y/o molestias en la zona del abdomen. Es importante que cumpla con todas las medicinas recetadas por el cirujano que generalmente se basan en los antibióticos.

Para así poder provenir cualquier infección; también receta calmantes para acabar con las molestias y que el paciente se sienta lo más tranquilo posible durante el proceso de recuperación.

Durante los primeros 3 o 4 días luego de la cirugía, las molestias será aún mayores; luego de ese tiempo, algunos pacientes pueden realizar su vida casi normal, sin embargo se tendrán molestias durante algunas semanas. Los vendajes solo se retiran a los 3, 4 o 5 días luego de la intervención.

A partir de dicha primera cura, el paciente podrá bañarse completo, debido a que antes no se puede hacer ya que podría mojar el vendaje. Las suturas o los puntos son reabsorbibles e intradérmica; por lo cual, no hay ningún punto visible, esto quiere decir; que no hay que retirarlos ya que con el tiempo se logran disolver dentro del cuerpo.

Generalmente la cicatriz esta rosada, y al tacto es dura, durante meses o varias semanas, según sea la distinta forma de cicatrizar de cada uno de los pacientes. Algo muy común y alarmante para la mayoría de los pacientes; es que algunas durante los primeros 3 a 6 meses tras la cirugía dan el aspecto de empeorar.

Realmente es algo muy normal y progresivamente ira mejorando para al final convertirse en una línea poco visible y blanca. Dicho progreso normalmente no ocurre antes de los 9 o máximo 12 meses.

Resultados de una Mini Abdominoplastia

Luego de la cirugía, el abdomen se encontrara inflamado y con hematomas. Dicha inflamación y los hematomas desaparecen en algunas semanas. Se podría decir que el resultado se observa a las 6 semanas. Pero, el resultado final solo se puede apreciar luego del año, es decir, cuando el tejido abdominal y las cicatrices hayan cicatrizado totalmente. Los resultados de estas intervenciones quirúrgicas son permanentes, siempre y cuando el paciente mejore su habito alimenticio y de vez en cuando realice actividades físicas.

¿Existe algún riesgo?

Toda cirugía lleva implícito unos inconvenientes y riesgos que hay que conocer y aceptar. Generalmente no se producen grandes complicaciones, siempre que contemos con cirujanos cualificados y con experiencia en intervenciones de Mini abdominoplastia. Algunos efectos secundarios y riesgos posibles son:

  • Sangrado excesivo. Coágulos.
  • Infección en la cicatriz.
  • Inflamación y/o hematomas.
  • Mala cicatrización.
  • Pérdida de sensibilidad.
  • Asimetría en la piel.
  • Dolor y/o hinchazón.

 

Quizás también te interese
WhatsApp