Clitoriplastia – Reducción del Clítoris

La cirugía íntima de clitoriplastia aborda el exceso de pliegues del capuchón del clítoris, o prepucio, para reducir su tamaño y proporción. El procedimiento para ser más completo se realiza, comúnmente, con una labioplastia como complemento.

Esta operación es conveniente para mujeres que presenten un clítoris grande y fuera de lo normal y cuando esto interfiera en su vida sexual y en su seguridad personal. Incluso, cuando sienta molestias o dolor durante sus relaciones sexuales.

¿Por qué realizarse una clitoriplastia?

¿Por qué realizarse una clitoriplastia?

La clitoriplastia es necesaria cuando se evidencia un desarrollo excesivo del clítoris, sea por causa genética o endocrina, y cuando la mujer tiende a evitar sus encuentros sexuales por molestia en el acto o solo por inseguridad y rechazo a la estética de este.

No obstante, existen otros motivos que influyen en considerar esta cirugía íntima y provocan el agrandamiento de esta membrana, tales como las alteraciones hormonales y la administración de anabólicos. Y antes de operar es necesario reconocer las causas.

Además, es imprescindible que se le solicite a la paciente un examen completo de sus genitales externos para identificar la proporción de su clítoris y la técnica adecuada, dependiendo del estado de su zona íntima, se le puede recomendar una cirugía complementaria.

¿Qué tamaño se considera normal?

Un clítoris demasiado grande puede estar presente al nacer, por razones genéticas, o también cuando hay un trastorno endocrino. Sin embargo, un tamaño de clítoris considerado normal abarca los 3, 7 y 10 mm.

En casos de hipertrofia adquirida en su clítoris, puede ser suficiente con esperar a que esta se corrija de forma muy natural, lo cual puede ser muy agotador y decepcionante si espera mucho y no hay cambios.

Cirugías Íntimas Complementarias

Labioplastia

Cirugía que reduce los labios internos de la vagina asimétricos, colgantes o extremadamente desarrollados.

Vaginoplastia

Cirugía de reconstrucción del canal vaginal excesivamente ancho por tener más de un parto en su vida o por otro factor.

Himenoplastia

Cirugía que abarca el clítoris cuando presenta un exceso de piel y llega a ser molestoso hasta en la intimidad.

Procedimiento de la Clitoriplastia

Proceso de la cirugía de clítoris

Paso 1 – Anestesia

Se administrarán medicamentos para su comodidad durante el procedimiento quirúrgico. Las opciones incluyen sedación intravenosa o anestesia general. Tu doctor te recomendará la mejor opción para ti.

Paso 2 – Incisión

Ante una hipertrofia en el clítoris, será necesario extirpar los restos de piel sobrante, recolocar la membrana y elevarla para un corregimiento total. Este procedimiento es muy sencillo y no supera las dos horas de permanencia en el quirófano.

Cuando la hipertrofia del clítoris tiene una causa genética, los defectos en los labios menores también se evidencia. Y esto refiere a que es probable que requiera de una labioplastia. Tenga en cuenta que ambos procesos se pueden ejecutar simultáneamente.

Paso 3 – Resultados

La higiene de la zona íntima es fundamental para evitar infecciones vaginales. En esta zona no se debe utilizar ropa ajustada que cause roces. Es importante que el paciente se lave las manos antes de manipular la zona.

Ventajas de la operación

  • Aumento del deseo sexual en el paciente.

  • Mejora la estética de los genitales externos femeninos.

  • Esto ayuda a mantener el área más hidratada.

  • Aumenta la seguridad del paciente, la autoestima y la calidad de vida.

  • Mejora el placer sexual del paciente, desaparecen las molestias durante el coito y el uso de ropa ajustada.

  • Realizada al mismo tiempo que la labioplastia, le permite a la paciente mejorar la flexibilidad de los labios al mismo tiempo que reduce el tejido del clítoris.

  • Este es un procedimiento que implica un tiempo de recuperación corto, además se caracteriza por un bajo nivel de riesgo y una operación muy sencilla.

Ventajas de una clitoriplastia