Síguenos:

El cambio del cuerpo tras ser mamá por primera vez

El cambio del cuerpo tras ser mamá por primera vez

¿Ser mamá por primera vez no es acaso lo más hermoso? Indudablemente para muchas lo es, sin embargo, no solo es la experiencia de vida que cambian, también es la figura corporal que se ve alterada. Para muchas mujeres, los cambios que desarrolle su cuerpo luego del parto pueden ser difíciles de aceptar, ya que es común que presenten numerosas estrías y extremada flacidez.

Incluso puede que el abdomen no vuelva a aplanarse como se espera por el exceso de grasa localizada. Lo recomendable será una rutina de ejercicios, pero la grasa rebelde de la zona conllevará a un esfuerzo imparable de lo normal, y que probablemente no garantice los resultados esperados. Además, son también los senos afectados con la pérdida, caída y hundimiento de volumen.

Cambios en tu cuerpo tras ser mamá por primera vez

Cambios en tu cuerpo tras ser mamá por primera vez

El cuerpo, exclusivamente en el abdomen, tras ser mamá por primera vez presenta una deshinchazón inmediata, pero una deshinchazón con flacidez difícil de revertir con ejercicios en algunas ocasiones. ¿Y esto a qué se debe? Lo normal que suele pasar luego de haberse convertido en madre es tener una barriga flácida con estrías a consecuencia de los músculos abdominales estirados y dañados durante la permanencia del feto.

Las mamas producto de la recaudación de leche terminan estiradas y con estrías, con lo segundo se puede convivir, pero la verdad es que muchas mujeres desean eliminarlos por completos por las inseguridades que las abordan. El ser madre primeriza conlleva a tener que aceptar los cambios que producirá su cuerpo al custodiar al bebé por nueve meses, y esto incluye la flacidez de las mamas, abdomen y las estrías que lo acompañan.

Lee también:  Cirugía Íntima Femenina: tipos y beneficios

Procedimientos para retornar a tu cuerpo inicial

Procedimientos para retornar a tu cuerpo inicial

El cambio de imagen de mamá consiste en diferentes procedimientos, de los cuales tendrán que ser evaluados según su genética corporal. Las cirugías más comunes de un cambio de imagen en las madres son la abdominoplastia y el aumento y levantamiento de senos, ya que son las más afectadas por el estiramiento de piel y alteración de tejidos. Ambos se pueden combinar en una cirugía.

La abdominoplastia se encargará de eliminar el exceso de piel y grasa para luego tensar los músculos subyacentes que fueron deformados por el crecimiento y desarrollo del bebé. El resultado será una pared abdominal ceñida a la figura y definida con mucha naturalidad, la cual tendrá que mejorar progresivamente para su recuperación.

El aumento y levantamiento de senos pueden realizarse juntos o separados, pero regularmente se fusionan para un mayor resultado. En consecuencia de la lactancia, la piel de la mama se estira y aumenta su volumen, pero una vez se deja de lactar, el pecho se seca y se cuelga, aspectos físicos que inquietan y avergüenza a la mujer.

Consideraciones del cirujano para determinarte candidata

Consideraciones del cirujano para determinarte candidata

Una vez decidida a realizarte una o ambas cirugías plásticas, deberás asistir al consultorio de un cirujano plástico para evaluar tus necesidades. Verifique que estén certificados por la junta y conozca su nivel de experiencia. Ya dentro, examinará tu cuerpo, tus senos y tu abdomen con prioridad, ya que son las zonas más alteradas luego de ser mamá por primera vez.

Debe sentirse segura y conforme con las observaciones compartidas de su médico cirujano, y también con las expectativas que este le trazará de su resultado, estando todo conforme y, con el tiempo adecuado de su recuperación postparto, podrá planificar la fecha de su cirugía y entregarse a las manos expertas del cirujano. Entonces, ya estarás lista para cambiar tu cuerpo de mami por uno más armónico.

Lee también:  ¿Cada cuánto tiempo se deben cambiar los Implantes de Senos?

La recuperación tras tu cambio de imagen de mamá

Un cambio de imagen de mamá es un procedimiento extenso, aunque a veces se puede realizar de forma ambulatoria, necesitará un tiempo de inactividad para recuperarse. Dos semanas fuera del trabajo es el estándar. Recuerde, el trabajo de una madre también es trabajo. Hacer arreglos para el cuidado de los niños durante este tiempo es imprescindible.

Es mejor limitar significativamente su actividad durante los primeros días después de la cirugía. Sin embargo, es muy importante levantarse y caminar después de la cirugía para mantener una circulación adecuada. Después de dos semanas, debería poder reanudar algunas actividades, pero pasarán al menos 4-6 semanas antes de que deba planear ir al gimnasio o hacer cualquier tipo de levantamiento o ejercicio extenuante.

CIRUJANO PLÁSTICO CERTIFICADO EN PERÚ

Cirujano Plástico Certificado en Perú

El principal cirujano plástico de Clínica Saint Paul, el Dr. Edwin Vásquez; cuenta con 30 años de ejercicio profesional en la Cirugía Plástica, y posee el grado de Doctor por la Universidad de São Paulo, Brasil.

Además, en el 2014 fue reconocido como uno de los mejores cirujanos plásticos del Perú; según la prestigiosa revista Smart Beauty Guide. Dicha revista, pertenece a la Sociedad Americana de Cirugía Plástica Estética (ASPS); y en la misma, solo aparecen las mejores clínicas estéticas y los mejores cirujanos plásticos del mundo.

Por otro lado, el estudio, la actualización y la vanguardia, es parte del lema de la Clínica Saint Paul; por ello el Dr. Edwin Vásquez, se mantiene siempre actualizado a través de eventos, cursos y congresos; para brindar excelencia a sus pacientes.

En 2009, fundó la Clínica de Cirugía Plástica Saint Paul, para brindar a los pacientes la más alta calidad de servicios médicos y quirúrgicos.

Escribe un comentario

Clínica Saint Paul - Cirugía Plástica y Estética

La Clínica de Cirugía Plástica y Medicina Estética Saint Paul es una institución de excelencia en el Perú. Usted será atendido por el Dr. Edwin Vásquez.

1