La búsqueda de procedimientos que ayuden a rejuvenecer el rostro es el objetivo de muchos. Este es el objetivo de la  medicina regenerativa, por ello continuamente presenta avances médicos para otorgar mejores resultados y que sean mínimamente invasivos. Estos tratamientos ofrecen una oportunidad para aquellas personas que todavía están inseguras de realizarse una cirugía plástica. En este artículo resumiremos algunos de los procedimientos actuales de rejuvenecimiento facial mínimamente invasivos que tienen gran eficacia y mínimo de riesgo.

¿Por qué optar por el rejuvenecimiento facial mínimamente invasivo?

¿Por qué optar por el rejuvenecimiento facial mínimamente invasivo?

El paso de los años, así como la exposición al sol, la contaminación e incluso la herencia genética, puede contribuir a la aparición de los signos del envejecimiento. Estos pueden incluir líneas de expresión, flacidez en algunas áreas del rostro, cambios en la textura de la piel, presencia de lesiones cutáneas crónicas, etc. Justamente, muchos de estos tratamientos de rejuvenecimiento facial minimamente invasivos son óptimos para aquellas personas que todavía no están en edad para someterse a una cirugía plástica, como un lifting facial, pero que por el estilo de vida que llevan, pueden tener ciertos rasgos faciales como arrugas, surcos, flacidez, líneas finas, entre otros.

Las técnicas de rejuvenecimiento facial ayudan a atenuar los efectos de la edad, evitando pasar por procesos de recuperación extensos. Eso sí, lo que se pide a quienes desean optar por un rejuvenecimiento facial mínimamente invasivo es que acudan con su cirujano plástico cada cierto tiempo para tener un seguimiento médico.

Si todavía eres una persona joven y aún no te atreves a dar el salto a una cirugía plástica o una intervención quirúrgica es una meta a largo plazo en cuestión de inversión, pero deseas brindarle un cambio efectivo a tu rostro, estos procedimientos son los adecuados por ti. Pero, ¿Qué procesos están incluidos? A continuación lo detallamos.

Procedimientos comprendidos en el rejuvenecimiento facial mínimamente invasivo

Actualmente, la Medicina Regenerativa tiene como uno de sus objetivos el lograr una imagen rejuvenecida y resultados de apariencia natural. Esto lo hace a través de distintas técnicas, entre ellas, los procedimentos faciales Minimamente Invasivos. El abanico de opciones es grande y hay que tener en cuenta que dentro de los procesos mínimamente invasivos para rejuvenecer el rostro se tienen a los Quirúrgicos y a los No Quirúrgicos.

Procedimientos comprendidos en el rejuvenecimiento facial mínimamente invasivos

Procedimientos Quirúrgicos Mínimamente Invasivos

Medicina Regenerativa – SVF- Células madre

Células madre a través de SVF

¿Qué parte de nuestro cuerpo es la que se ve primero? ¡El rostro! Esta es una de las zonas más visibles de nuestro cuerpo, y también, una de las más afectadas por el envejecimiento, ya que la piel tiende a perder elasticidad. Diversos estudios comprueban que las células madre, gracias a la innovación médica, es uno de los tratamientos más efectivos, debido a que ayuda a regenerar los tejidos dañados otorgando una imagen jovial. Además, al tratarse de una sustancia extraída del propio organismo, el rechazo es prácticamente nulo.

Este procedimiento es rápido. Para su extracción se realiza una mini liposucción, usualmente de la zona abdominal. La razón es que, en el tejido adiposo es donde mayor cantidad de células madre se pueden encontrar y resulta menos invasivo para el paciente. Luego, se extrae la cantidad de muestra requerida, para la obtención de la Fracción Vascular Estromal (SVF). En ella se encontrará un conjunto de células de distinto tipo de acción.

Mediante la Fracción Vascular Estromal, se logra conseguir aislar una gran cantidad de células madre. Estas son aplicadas en el rostro a través de microinyecciones en las zonas previamente escogidas. Los resultados empezarán a notarse entre los 6 y 8 meses posteriores. Esto se debe a que las células necesitan desarrollar los procesos regenerativos faciales.

Este tratamiento de rejuvenecimiento facial ha logrado posicionarse debido a los cambios naturales que puede otorgarle al rostro sin necesidad de pasar por una cirugía mayor. Ello hace de este no solo un procedimiento efectivo, sino práctico, debido a que conlleva a un tiempo de recuperación breve que permite continuar con las actividades cotidianas.

Hilos tensores

Hilos tensores

Este procedimiento mínimamente invasivo ofrece una apariencia estética juvenil, mejorando la flacidez de la piel en el rostro o en el cuello. Funciona estimulando la producción de colágeno en el rostro a través de hilos absorbibles, lo que ayuda a reducir la flacidez provocada por el envejecimiento. Además, también puede levantar los tejidos que se encuentran «caídos» en algunas áreas faciales.

Uno de sus mayores beneficios es que ofrece cambios importantes inmediatos, debido a que su recuperación es rápida; además de no presentar cicatrices notables. Puede ser empleado en el área de los ojos, papada y zonas donde haya aflojamiento prematuro de la piel del cuello.

Su aplicación es sencilla, debido a que se realizan incisiones mínimas, que son los puntos de entrada para los hilos, por lo que visualmente pasarán desapercibidos. Luego del procedimiento es normal que haya un poco de hinchazón, la cual irá cediendo gradualmente. Paralelo a esto, se recomienda aplicar protección solar y usar lentes de sol hasta que el proceso de curación se complete. Lo ideal es tener unos días de reposo en casa, básicamente por la inflamación.

PRP (Plasma Rico en Plaquetas)

PRP (Plasma Rico en Plaquetas)

Este procedimiento ofrece grandes beneficios para la piel de nuestro rostro, sobre todo porque se usa una pequeña cantidad de sangre del mismo paciente y eso impide que exista algún rechazo de parte del propio organismo.  

Para este procedimiento se extrae sangre del paciente y luego se procede a una centrifugación, donde en la cual se da la separación de sus distintos componentes.  Esta misma centrifugación permite separar el plasma rico de los glóbulos rojos y de otras células sanguíneas. De esta manera se obtiene un plasma con una alta concentración de plaquetas que tienen factores de crecimiento. Estas plaquetas ingresarán al rostro y otorgarán beneficios a la paciente en cuestión.

Según un estudio que realizó la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos a 22 personas que se realizaron este tratamiento, todos los resultados que tuvieron fueron positivos e inmediatos. Entre los beneficios que tuvieron esas personas, se tienen mejoras en la espesura, la textura y el tono de la piel del rostro y una disminución de la apariencia de las arrugas.

Es una técnica  que se realiza con anestesia local o tópica. El plasma Rico en Plaquetas permite que nuestra piel tenga mayor oxigenación. Además, el PRP contiene abundantes factores de crecimiento, ayudando a aumentar las células y fibras como la elastina, colágeno y más.

LipoInjerto

LipoInjerto

Este procedimiento se utiliza para tratar signos de envejecimiento en el rostro de la persona como los surcos naturales y los hundimientos. Se trata de una transferencia de grasa propia para mejorar el contorno facial.

Primero, se realiza una liposucción en una zona de nuestro cuerpo que tenga grasa localizada. Luego de ello, se procesa la grasa extraída para posteriormente injertarla en el área del rostro.

Los injertos de grasa se utilizan para recuperar volumen, mejorar cicatrices, tratar hundimientos en el rostro, eliminar pliegues en lugares como la frente, los labios, mentón, malares, entre otros. Todo con el objetivo de mejorar el contorno facial.

Procedimientos No Quirúrgicos Mínimamente Invasivos

Láser C02

Láser C02

Este es un procedimiento óptimo para la piel envejecida. Además, puede tratar pieles con cicatrices producidas por acné, arrugas e imperfecciones.

El más utilizado actualmente es el láser C02 fraccionado. Este láser penetra profundamente en la piel con una energía fototérmica y con toda esa energía provoca una «quemadura» superficial, haciendo que se promueva una regeneración en la dermis para generar una mayor producción de colágeno, permitiendo así que se recupere la elasticidad, además del buen estado de la piel.  A medida que el área tratada sane, la nueva piel quedará más firme y suave.

Puede tratar problemas faciales como verrugas, cicatrices de acné o varicela, marcas de nacimiento, entre otros.

Toxina Botulínica(Bótox)

Toxina Botulínica(Bótox)

La toxina botulínica, es una sustancia inyectable, principalmente denominada por una de sus marcas: Botox. Esta sustancia se encarga de reducir temporalmente las arrugas del rostro, marcas, las líneas finas, piel dañada por la exposición a rayos solares, entre otros. Para este tratamiento, las áreas tratadas generalmente son las zonas del entrecejo, los pliegues ubicados en la frente o en los conocidos «patas de gallo», arrugas de los labios (código de barras), arrugas del cuello, etc.

Esta toxina nace de unas bacterias y funcionan a través de bloqueos a las señales nerviosas que fueron inyectadas previamente en un músculo específico del rostro. Debido a que las señales nerviosas de esa zona están deshabilitadas, los músculos no pueden contraerse, generando así una apariencia más joven y eliminando temporalmente arrugas.

Entre las toxina botulínica más conocidas están el Botox®, Dysport® y Xeomin®.

Peeling facial

Peeling facial

El peeling facial es un tratamiento que puede realizarse con productos químicos y es recomendado para aquellas personas que tengan la piel de su rostro afectada por factores como el sol, la edad, un acné previo, etc. Estas soluciones son puestas en la piel de manera cuidadosa para darle una mejor textura y elimina las capas externas dañadas.

Los productos químicos más utilizados en el peeling facial son, según la Sociedad Brasileña de Cirugía Plástica, son fenol, ácido tricloroacético y alfa hidroxiácidos. Cada uno de esos productos tiene una profundidad e indicaciones diferentes. Todo dependerá del caso del paciente y las necesidades que tiene.

Ácido Hialurónico

Ácido Hialurónico

El ácido Hialurónico es un tipo de relleno que se aplica en la piel para mejorar el contorno de la piel y reducir las marcas que pueda haber como cicatrices, lesiones o líneas.

Este procedimiento es una gran alternativa, pues trae resultados inmediatos y tu organismo no lo rechazará. Esto debido a que el componente ácido hialurónico se encuentra en nuestro sistema y posteriormente se aplica en nuestro rostro. Por ejemplo, podemos encontrarlo en gran medida en nuestros tejidos blandos y en el líquido que rodea nuestros ojos.

¿Qué procedimiento de rejuvenecimiento facial es ideal para mí?

¿Qué procedimiento de rejuvenecimiento facial es ideal para mí?

Antes de realizarte cualquier procedimiento, así sea mínimamente invasivo, será necesario que pases por una consulta médica con un cirujano plástico certificado. Durante esta primera visita podrá evaluar el estado de tu rostro, así como considerar las expectativas que tengas y poder aconsejarte sobre el tratamiento que más se adecúe a tus necesidades. Además, es una oportunidad para poder aclarar tus dudas respecto a los resultados y puedas tomar una decisión informada. Sin embargo, recuerda que por más eficaces que sean estos tratamientos, la mayoría tienen un efecto temporal, por ello, la mejor alternativa para resultados más duraderos son las cirugías plásticas.

En la Clínica Saint Paul contamos con nuestro cirujano plástico, el Prof. Dr. Edwin Vásquez, quien además de contar con más de 30 años de experiencia y una prestigiosa carrera, forma parte de diversas Sociedades Médicas de Cirugía Plástica. Entre ellas, podemos resaltar algunas como: Colegio Americano de Cirujanos, Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética, Sociedad Brasileña de Láser en Medicina y Cirugía, Asociación Brasileña de Otorrinolaringología y Cirugía Cérvico Facial, y más.  Por lo tanto, si estás en búsqueda de realizarte un procedimiento de rejuvenecimiento facial mínimamente invasivo, no dudes en agendar una cita a través de este medio. Obtén la imagen jovial que tanto deseas. ¡Te esperamos!

Compartir

Compartir